Claves para crear el logo perfecto

¿Cuántas empresas seríais capaces de identificar viendo los siguientes logotipos?

logo perfecto_iniciales

Seguro que habéis tardado menos de un minuto en reconocer a BMW, Lacoste, Repsol o Apple, lo que significa que los equipos de diseñadores gráficos que crearon los logos hicieron muy bien su labor. Pero, ¿puede el logotipo de una pyme llegar a definirla de igual manera? ¿Qué hay que tener en cuenta para diseñar el logo perfecto?

El diccionario de la RAE lo define como un “símbolo gráfico peculiar de una empresa, conmemoración, marca o producto”, pero es evidente que un logotipo va más allá de una mera representación gráfica de una firma.

De hecho, y siendo estrictos con el término, en publicidad se suelen distinguir varios tipos (aunque las empresas suelen disponer de varios modelos para poder emplearlos adecuadamente en todos los espacios que requiera su estrategia de comunicación):

  • Logotipo: Se encuentra únicamente conformado por letras. Su tipología puede haberse diseñado especialmente para la marca en cuestión o reinventar de alguna forma las tipos más clásicas.
logo perfecto_logotipo
  • Isotipo: Se identifica porque está compuesto únicamente por una imagen. Es decir, no incorpora ningún tipo de texto o tipografía.
logo perfecto_isotipo
  • Imagotipo: Se trata de la composición que combina una parte textual con una imagen pero ambas aparecen de forma independiente.
logo perfecto_imagotipo
  • Isologo: Es la representación visual que unifica el texto y la imagen en el mismo elemento.
logo perfecto_isologo

El papel del logo en la estrategia de branding

En cualquier caso, uno de los aspectos más importantes que se tienen en cuenta al diseñar un logo es que se trata de uno de los elementos que forman parte de la estrategia de branding de cualquier empresa.

Es decir, aunque identifique a la firma por sí solo, debe encontrarse bajo el paraguas que agrupa la tipografía, los colores, el eslogan y el resto de componentes que conforman la identidad corporativa de la compañía.

Se trata, en definitiva, de una cuestión de coherencia, porque no tendría sentido que si los colores que representan a Starbucks son el blanco y el verde, su logo fuese azul.

logo perfecto_starbucks

Características del logo perfecto

Además de esta cuestión, el logo tiene que reunir una serie de características que garantizan, en primer lugar, una buena carta de presentación para la empresa y, seguidamente, inspiran reconocimiento y confianza -un logo mal diseñado perjudica seriamente toda la imagen corporativa de la pyme e, incluso, puede tener consecuencias nefastas para su reputación-:

  • Simple: La simpleza es fundamental para conseguir que el público objetivo lo retenga en su memoria y vaya interiorizando, poco a poco, la identificación entre el logo y la marca.
  • Versátil: Debe funcionar en todo tipo de soportes -web, papel, telas, etc.- y poder redimensionarse sin problemas. En caso de estar diseñado con varios colores, hay que asegurarse de que es también visible en blanco y negro y con los colores invertidos.
  • Original: Es interesante inspirarse en logos de éxito y analizar las líneas que sigue la competencia, pero el diseño debe ser completamente original y único.
  • Relevante y adecuado: Para conseguir destacar, el logo siempre debe diseñarse pensando no solo en los valores que se quieren transmitir, sino también en el público objetivo y, por supuesto, en el sector al que pertenece la empresa.
  • Atemporal: Aunque es frecuente que, con el paso del tiempo, los logos experimenten algún restyling, hay que mantener unas líneas básicas que son las que, realmente, permiten reconocer a la empresa.

Claves para crear el logo perfecto

Aunque no existe una fórmula matemática exacta para crear el logo perfecto, sí que hay que tener en cuenta algunas claves para que este elemento, que puede parecer tan sencillo de realizar, no se convierta en una pesadilla para la imagen de la marca:

  • Contactar con un diseñador gráfico profesional: Ya hemos explicado en otro de nuestros artículos que, aunque confiemos ciegamente en el primoquetodolosabe  y sus capacidades creativas, un profesional del diseño gráfico es el único capaz de realizar este trabajo al nivel que requiera cualquier pyme.
  • Conocer al detalle los valores y principios de la empresa y decidir qué es lo que se quiere transmitir: Aquí es donde el briefing desempeña su papel más importante. Por una parte, el responsable de la pyme debe ser capaz de explicar claramente y con todo detalle a qué se dedican, cuáles son sus valores, qué es lo que quieren destacar, qué es lo que han hecho hasta ahora y por qué no ha funcionado -en caso de que quieran darle un giro más o menos radical a su imagen corporativa-, etc. Y, por otra, el diseñador gráfico debe realizar todas las preguntas que considere necesarias para entender el objetivo que persigue y plasmarlo en su diseño.
  • Identificar claramente al público objetivo y a los principales competidores: Es importante que el cliente incluya en el briefing -o lo comunique de alguna forma- a quién se dirige o quiere dirigirse con su actividad. Igualmente, debe reconocer a sus principales competidores y analizar qué comunican y cómo lo hacen a través de sus logos.
  • Estar al día de lo que dicen las tendencias, pero no dejarse llevar por ellas: Las tendencias de diseño son fundamentales para descubrir cómo evoluciona la forma de darse a conocer a través de la imagen. Pero no conviene cambiar constantemente el logo o cualquier otro elemento de la identidad corporativa solo por querer “estar a la moda”.
logo perfecto final

¿Qué pensáis vosotros? ¿Qué tipo de logos os llaman más la atención? ¿Cómo os gustaría que fuese el logo de vuestra pyme? Nosotros tenemos muchas ideas que nos encantaría compartir con vosotros ¿Nos dejáis echaros una mano?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *